En una acto realizado el 6 de junio de 1971 en homenaje al aniversario de la fundación del Ministerio del Interior, el líder de la Revolución Cubana Fidel Castro alertaba:
“Y decíamos que continuarían, de una forma o de otra, más sutiles y menos sutiles, las actividades del enemigo, en todos los campos (…) Siempre estarán tratando de aprovechar el menor error, el menor descuido, la menos falla de la Revolución para convertirla en arma contra la Revolución.
(…) En esta lucha tanto nacional como internacional el imperialismo usa todos los medios, todas las armas en la batalla ideológica.

(…) Hoy la modalidad es combatir a la Revolución desde posiciones comunistas, desde posiciones socialistas, desde posiciones marxistas, desde posiciones de izquierda. Ya no es el argumento liberal. Ya no es el argumento burgués. Eso está demasiado desacreditado. Eso está demasiado desprestigiado ante las masas, por eso las modalidades que utilizan son esas.

Ninguna modalidad de esa índole podrá prosperar. Pero lo decimos para expresar como van cambiando los mecanismos, los métodos, los medios de lucha frente a la Revolución. Y esa lucha, repetimos, será una lucha larga.”

Anuncios