BÁVARO, República Dominicana.—La V Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) concluyó este miércoles con el compromiso de los Jefes de Estado y de Gobierno de la región para «seguir avanzando en la unidad dentro de la diversidad y en la integración latinoamericana y caribeña, en beneficio de nuestra región y por el bienestar de nuestros pueblos».

«Conscientes de que la Celac es el mecanismo de concertación, unidad y diálogo político de la totalidad de la América Latina y el Caribe, ratificamos este espacio como un ámbito para la promoción de los intereses comunes de nuestros pueblos», indicaron los presentes a la cita, según se recoge en la Declaración Política de Punta Cana.

Luego de los debates que antecedieron la cita dominicana, los Jefes de Estado y Gobierno se comprometieron también a lograr el desarrollo sostenible de la región para lo cual procurarán «soluciones comunes en beneficio de nuestros pueblos, sin dejar a nadie atrás».

El texto de 20 páginas contiene igualmente la reafirmación de que «el proceso histórico de consolidación, preservación y el ejercicio pleno de la democracia en nuestra región es irreversible» y el mismo «no admite interrupciones ni retrocesos y seguirá estando marcado por el respeto a los valores esenciales de la democracia; el acceso al poder y su ejercicio con sujeción al Estado de Derecho».

Asimismo, refuerza la idea de consolidar la región como una Zona de Paz, tal y como se adoptó en la Cumbre de La Habana en el 2014. La misma es considerada como un referente para las relaciones interestatales, y contribuye al clima de respeto mutuo y fomento de la confianza entre los Estados miembros de la Celac.

El apoyo al proceso de diálogo en Venezuela, el carácter de América Latina como zona libre de armas nucleares, el rechazo a cualquier acto de terrorismo, así como el compromiso de implementar un plan de seguridad alimentaria, también forman parte de los temas.

Los Jefes de Estado y de Gobierno que asistieron a la V Cumbre mostraron también su beneplácito por los avances en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos; abogaron por la devolución a la Isla del territorio que ocupa la Base Naval de Estados Unidos en Guantánamo y reclamaron el fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Washington a La Habana. (Redacción internacional)

Anuncios