El centro de Cuba abraza al Comandante invicto para desearle un feliz camino hacia la eternidad.

Cascajal, Cuatro Palmas
Redacción Digital de Vanguardia
Visto: 165
30 Noviembre 2016

Niños esperan por el cortejo fúnebre de Fidel en Cuatro PalmasEn Cuatro Palmas, poblado limítrofe entre Matanzas y Villa Clara, el pueblo se reunió para recibir al Comandante.

Niños, jóvenes, campesinos, ancianos, hombres y mujeres, aguardaban por uno de los momentos más difíciles de la historia patria.

Jóvenes villaclareños despiden a Fidel

El recorrido de la caravana hacia Santiago de Cuba, ha despertado las más hermosas muestras de sentimiento y amor en un pueblo que no lo abandonó en ningún trecho de la carretera Central.


A las 5:30 pm,  la caravana llegó a la cervecera de Manacas, en Santo Domingo, uno de los sitios que visitara Fidel al amanecer del 7 de enero de 1959, cuando de Cienfuegos retomó el periplo por la carretera Central rumbo a La Habana.

Multitud de pueblo a ambos lados de la vía, aclamando las ideas del Comandante en Jefe. Las voces se hacen una sola: «Fidel, la Revolución de los humildes, por los humildes y para los humildes, perdurará por siempre».

Banderas cubanas y del 26 de Julio, a media asta en señal del luto que nos embarga, saludan el paso del cortejo fúnebre.

A las 6:15 pm, en Santo Domingo, la noche es cerrada, pero el pueblo en masa se congregó para aplaudir al hombre de las mil batallas. A su paso, se entonaron las notas del himno de Bayamo y se escucharon sentidas aclamaciones : Fidel vive, ¡Yo soy Fidel! y ¡La Revolución no se vende!

El Comandante recorrió este municipio en varias ocasiones. La primera fue en 1962, para chequear el desarrollo hortícola, y unos años más tarde, para evaluar los daños y atender personalmente a los pasajeros heridos en el gravísimo accidente ferroviario ocurrido en sus inmediaciones, durante el primer lustro de los años 70.

 

Anuncios