«El juego no se acaba hasta que se acaba». No saben cuanto me acordé hoy de esta frase del inmortal Yogi Berra mientras disfrutaba del peleado juego entre los Cocodrilos de Matanzas y el equipo de Villa Clara, ganado por este último elenco, cuando el cuarto bate de los Leones de la capital, Alexander Malleta, disparó un jit de oro frente al relevista Denis Quesada para remolcar a dos corredores en el final del noveno capítulo y así dejar al campo a los yumurinos, 7 anotaciones a 6.

La selección de casa comenzó debajo en el marcador, pues los visitantes les fabricaron cuatro carreras al abridor Robelio Carrillo, mientras durante siete innings el binomio Irandy Castro-Armando Dueñas dejaba en un solitario indiscutible a los villaclareños, salido del madero de Andy Sarduy.

Yurién Vizcaíno, pelotero de Villa Clara.
Yurién Vizcaíno bateó jonrón en el primer juego, y hoy volvió a botarla frente al pitcheo de Matanzas. (Foto: Ramón Barreras Valdés).

Pero en el octavo los villaclareños se rebelaron. Leandro Turiño recibió boleto y Dueñas fue reemplazado en el montículo por Alexander Rodríguez, quien obligó al emergente Yulexis La Rosa  a batear para doble play.

Luego Raúl Reyes se apuntó jit por el cuadro y Roberto Acea cometió error. A continuación Norel González disparó cohete a la banda izquierda que fletó a Reyes hacia la goma y Malleta fue transferido, lo cual provocó que Danny Aguilera fuera enviado al box.

Contra el experimentado cerrador de los Piratas de la Isla de la Juventud, Yandrys Canto conectó jit por la intermedia, dejando la escena lista para que entrara en acción Yurién Vizcaíno, quien puso a su equipo delante al largar jonrón con la casa repleta de anaranjados.

En el noveno, a un out de concretarse el triunfo de los anfitriones, Jefferson Delgado avivó las esperanzas matanceras con tubey ante un lanzamiento de Ronny Valdés. En esa situación, el manager Vladimir Hernández le entregó la pelota a Yasmany Hernández Rojas para que materializara la victoria, pero el encrucijadense entró en complicaciones, transfirió a Delmis Valdés y después Yasiel Santoya le disparó sencillo por el campo corto que provocó una pifia de Randy Portal, lo cual permitió el arribo de Jefferson a la goma con la del empate.

De romper el abrazo a cinco se encargo el emergente Juan Carlos Torriente con imparable al jardín derecho. Más, en el cierre de ese episodio los villaclareños pagaron con la misma moneda, cuando a un out del triunfo yumurino, con el bote lleno Malleta pegó frente a Denis Quesada el indiscutible que impulsó a Leandro Turiño y a Andy Zamora, sellando una dramática victoria.

De esta manera, el equipo de Villa Clara se convirtió en el segundo plantel en ganarle una subserie a los matanceros, algo que solamente habían logrado los Cachorros de Holguín, que serán precisamente los próximos contrincantes de nuestra representación, a partir del domingo.

En otros desenlaces los Tigres de Ciego de Ávila aventajaron a los Alazanes de Granma, 5 a 4 y los Toros de Camagüey a los holguineros, 6 a 0. Ahora, los villaclareños (31-22) se mudaron para el tercer piso de la 56 Serie Nacional de Béisbol que continúa siendo liderado por los Cocodrilos (47-7), seguidos de los felinos de Roger Machado (36-17).

Anuncios