Cuando Cuba,  a través de sus jóvenes universitarios, se convierte este lunes 17 de octubre en un gran avispero de denuncia contra el bloqueo norteamericano a la Isla, acá en Santa Clara se cumplió con el deber patriótico de ratificar el carácter ilegal de la Base Naval de Guantánamo, enclave norteamericano mantenido en contra de la voluntad del pueblo.

La denuncia se hizo en la Sala Caturla de la Biblioteca Provincial Martí, auspiciada por el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP) en la provincia, y contó con la participación de estudiantes de pre-universitario, estudiantes y profesores de la carrera de Derecho de la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas, y otras personas convocadas al acto.

Primero aconteció el panel titulado Consideraciones sobre el alcance jurídico del convenio de arrendamiento para estaciones navales. En dicho panel, los profesores universitarios de la carrera de Derecho, Jorge Félix Milián González y Gustavo Hernández Arteaga, junto a las estudiantes de 4to año Beatriz Lorenzo Yera y Eliane Fernández Gutiérrez, demostraron lo ilegítimo y arbitrario de la Base Naval de Guantánamo, ocupada en contra de la voluntad del Gobierno y pueblo cubanos.

Se trata de una aberración jurídica, un atentado a la soberanía de Cuba, Estado libre y autosuficiente que no reconoce legalidad alguna al acuerdo adoptado a inicios del siglo pasado por el Gobierno de Tomás Estrada Palma, a tenor de la entonces Enmienda Platt, derogada luego en 1934.

Resultó una fundamentada apelación legal a la devolución de la Base, por demás, convertida desde hace años en cárcel internacional para la tortura y el crimen, y que hoy día mantiene a más de 60 presos de diversos países del mundo.

Con posterioridad –parte de la denuncia a la ocupación ilegal de esa porción del territorio cubano- se exhibió el documental Todo Guantánamo es nuestro del realizador colombiano Hernando Calvo Ospina.

A partir de entrevistas a guantanameros y el uso de la reconstrucción histórica, el audiovisual demuestra en sus 28 minutos de duración, lo ilegítimo del hecho y reitera la voluntad cubana de su inmediata devolución al pueblo.

Lo acontecido en la Sala Caturla –lugar donde hace exactamente 19 años estuvieron expuestos los restos del Che Guevara, antes de su traslado definitivo al Mausoleo que lleva su nombre-, sirvió para ratificar el concepto de que,más temprano que tarde, la ilegal Base Naval desaparecerá, al igual que el Bloqueo, que la sustenta y justifica.

Tomado de http://www.vanguardia.cu/villa-clara/7438-guantanamo-la-ilegalidad-de-una-base-2

 

Anuncios